El Río Mendoza sigue pagando

La idea era pescar un arroyo en un valle que nos habían pasado el dato, pero lamentablemente por las recientes nevadas no pudimos acceder al valle y quedamos a dos kilometros del arroyo.

Habíamos preparado todo los equipos para la pesca de un arroyo, cañas #3, líneas de flote, leaders largos, flotamosca, incluso llevaba en mi caso dos cajas llenas de moscas secas atadas especialmente para estos arroyitos mendocinos… ¡Será para una próxima oportunidad!

Ante tal panorama, decidimos dirigirnos al Río Mendoza, apenas donde termina el la cola del Dique, donde encontramos un clima más ameno, no había nieve y tampoco hacía tanto frío, el río bajaba no tan claro como en la última vez sino más bien gris, bien característico de esta época del año y con mucha agua, lo que nos complicó ya que como sostuve en el párrafo anterior íbamos preparados para pescar un arroyo y no un río y los waders se habían quedado en casa…

Aún así nos las ingeniamos para poder pescar, y el Río Mendoza nos pagó con unas lindas truchas arco iris residentes, peleadoras pero flacas.

Pescamos siempre con indicador de pique y moscas lastradas, no para que vayan pegadas al fondo sino para que profundicen rápido y queden bien colgadas del indicador de pique, así la trucha que buscar comer, sale de su ubicación y toma la mosca. Todos los piques se dieron bien pegados a la orilla, algunos a escasos centímetros de tierra seca.

Respecto a las tomadas de las truchas, estas eran muy suaves, apenas hundían un poco el indicador de pique, y sí uno (como me pasó a mí al principio) esta un poco distraído los deja pasar. Por suerte al usar cañas #3 puede con un sutil movimiento de la puntera de la caña clavar el anzuelo, lo que a veces no podemos hacer con cañas de mayor numeración ya que si no somos conscientes el movimiento puede ser más brusco trayendo aparejado errar el pique porque le sacamos de la boca la mosca a la trucha.

Sé que he prometido la nota acerca de los indicadores de pique, esperemos que tenga tiempo en los próximos días así la termino y la puedo subir al blog.

Primer pesca del año en el Río Mendoza

Después de unas semanas de mucha inestabilidad, el clima mejoró y pudimos ir, por primera vez en este año, al Río Mendoza aguas arriba del Dique de Potrerillos.

Aún así, existían varios pronósticos desfavorable, que habíamos estado escuchado durante la semana -los que incluían viento zonda, nevadas como también, otra vez, lluvias-, pero fuimos lo mismo a pescar.

Por suerte tuvimos una jornada marcada por el sol y temperaturas cálidas que nos acompañaron desde las primeras horas de luz hasta que nos fuimos del río, por suerte encontramos un pequeño cobertizo (abandonado) que sirvió para proteger las bombas de agua que abastecían al destacamento de Gendarmería en el puesto de “Los Árboles”, donde descansamos a la sombra las horas de mayor calor. Y más aún, lo que fue una bendición, fue la ausencia total del tan temido viento zonda.

En esta oportunidad llevamos dos equipos distintos, una caña TFO Professional Serie II en #3 de 8 pies y 6 pulgadas con línea Trout LT de RIO acorde a esa caña, con la que se pescó siempre con ninfas e indicador de pique (se viene una nota acerca del indicador de pique… ¡Estén atentos!). Por otro lado, seguimos probando la Fenwick Aetos #5 de 9 pies, pero esta vez en un río, llevamos líneas de tip hundimiento –Orvis Wonderline Generation 3 Sink Tip-, para castear principalmente streamers y también de flote para probar suerte con algunas ninfas. Y seguimos maravillandonos con esta caña… ¡Sin palabras!

El agua del río bajaba muy clara, como suele vérsela a mediados de junio, pero como suele suceder en esta época del año, el río traía mucha agua, lo que dificulta hacer bajar la mosca ya que era barrida por la corriente, por lo que tuvimos que comenzar a hacer derivar las ninfas mucho antes del lugar donde presumíamos que se encontraban las truchas y en el caso de los streamers -en mi caso- tuve que colocar una mosca lastrada y castear más corto y en 90 grados, ya que de otra forma la mosca no bajaba o perdía el control.

A pesar de ello, nos las ingeniamos para poder pinchar unas arco iris, todas muy flacas, pero bastante sanas y peleadoras. La mosca que más rindió fue una Prince en anzuelo #8 con cabeza de tungsteno y cuerpo lastrado con hilo de plomo, como también una Zug Bug (se viene una nueva mesa de atado) en los streamers la mosca que dio resultados fue una Bichonfly bien lastrada.

Mención aparte y especial a los espectaculares sanguches de jamón crudo que venden en el carrito en Potrerillos, a la vera del Río Blanco.

RISE Fly Fishing Film Festival

El próximo 25 de Octubre a las 20:00 hs, se presentará en el Cinemark del Palmares Open Mall, el festival de cine RISE dedicado exclusivamente a la Pesca con Mosca. Esta es la primera vez que un evento de esta categoría se expone en una sala de cines en nuestra provincia.

rise-fly-fishing-film-festival

Las entradas pueden ser adquiridas mediante MERCADO LIBRE. Y en esta ocasión se podrá disfrutar de las siguientes películas:

PURE FLY NZ

PREDATOR

FREAKS OF NATURE

ZEN FISHING

TURNING POINT NORTH

De paseo por el Aº Alumbre

El pasado fin de semana, tuvimos la idea de visitar, por primera vez, un arroyo del Norte de la Provincia de Mendoza del que habíamos oído hablar pero casi nadie sabía mucho al respecto. Se decía de él, que albergaba grandes truchas, que había que caminarlo mucho hasta la cuesta del Telégrafo, que no era necesario alejarse de la desembocadura de arroyo en el Río Mendoza y muchas más cosas.

Estábamos completamente desorientados y para colmo de males, la poca información que existe en internet, era más que confusa. Incluso recurrimos a los andinistas, que de pesca saben tanto como nosotros de escalada… Pero todo valía.

Pero aún así tomamos coraje y nos fuimos al Arroyo. Nos encontramos con un curso de agua difícil de descifrar ya que presentaba, poca cantidad de agua, pocos pozones y para nada profundos, muchas correderas, socavones debajo de las cortaderas y una riquísima fauna de macroinvertebrados (con la nota de color de que en pocos centímetros de agua co-existían hasta tres tipos de efemerópteros).

Intentamos con una variedad de moscas, con las ninfas lastradas o con plomo en el tippet, lo único que logramos fue enganchar en las piedras… Por lo que eliminamos todo tipo de lastre, logrando así evitar seguir perdiendo moscas.

Luego de haber asustado a una trucha que se encontraba refugiada en el socavón debajo de las cortaderas, comenzamos a aproximarnos a la orilla del arroyo con máxima cautela, y siempre tratando de colocar la mosca en el lugar deseado, lo que se tornó una tarea compleja ya que muchas veces la mosca quedaba colgando de las ramas o cortabamos el delicado tippet…

Cerca del mediodía bajamos los brazos, y volvimos a la Ciudad sabiendo que el Arroyo Alumbre nos venció pero no nos desanimó, ya que lo tendremos en cuenta para volver a pescarlo este verano.

Pesca de Invierno 2016

Luego de un otoño algo frustrante, ya que solo en el mes de mayo de 2016 llovieron 23 días de 31, pudimos pescar nuestro querido Río Mendoza aguas arriba del Dique de Potrerillos, con muy buenas capturas en días tan variados que iban desde nevadas intensas a otros de puro sol y temperaturas muy agradables.

Fueron pocas jornadas de pesca, pero muy rendidoras y satisfactorias, haciendo olvidarnos por completo el pésimo inicio de temporada mosquera en el río. En cierta forma nos quedamos con gusto a poco, ya que cuando las aguas del río bajaban “pescables”, el otro gran ámbito del norte de la provincia, Dique de Potrerillos, nos llamaba.

En este año, fuimos un poco más allá, y nos animamos a llevar equipos livianos (#2 y #3) para poder nifear, en algunos casos hasta llevándonos grandes sorpresas de las truchas que tomaban a poca distancia de nosotros y con mucha voracidad.

Por supuesto, los controles de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, “FAUNAS” como comúnmente los conocemos, estuvieron totalmente ausentes… Haciendonos pensar ¿hasta que punto era necesario preocuparse por sacar o tener al día el carnet de pesca? Si nadie lo pide en ninguna parte del río… Pero bue… por lo menos nos sentimos bien sabiendo que cumplimos con la Ley, a pesar de que esta para “otros pescadores” no existe. Pero esto es otro material para escribir largo y tendido.

Disfruten las fotos.

This is Fly – Agosto y Septiembre 2014

Para todos aquellos ansiosos, que no aguantan más para poder pescar en la Patagonia, les presentamos la nueva edición de This is Fly… Porque somos malos y nos gusta verlos sufrir… Disfruten, todavía falta tooooooodo Octubre antes de la Apertura de la Temporada 2014-2015.

thisisfly

The Complete Angler de Izaak Walton

Ha llegado a mis manos una edición de 1898 de “The Complete Angler” escrito por Izaak Walton, con el anexo acerca de la pesca con mosca de Charles Cotton. Según había escuchado este libro, después de la obra de Shakespeare y la Biblia, es lo más leído en el Reino Unido. Afirmación que llama mucho la atención ya que es un libro de pesca.

The Complete Angler

El escritor Izaak Walton nació en Stafford, trabajó como ferretero en Londres hasta la guerra civil inglesa. Y la primera edición de su obra The Complete Angler se publicó en 1653, en principio no contenía una referencia a la pesca con mosca, lo que más tarde se incorporó en la edición de 1676 gracias a la ayuda de su amigo Charles Cotton, quien incluyo no solo lo referido a la pesca sino también al atado de moscas.

The Complete Angler 2

Trata, en una excelente prosa, lo que es la pesca y el amor por la naturaleza, pocos han igualado con la claridad que transmite Walton lo que significa vivir el aire libre.

Les dejo un video para aquellos que no puedan acceder al libro o no lo quieran leer.

Laguna del Diamante

Luego de esperar con ansias la apertura en la Laguna del Diamante, pudimos ir en los primeros días de Enero. Esta vez decidimos salir de la Ciudad de Mendoza cerca de la medianoche, llegar al control de Fauna de Alvarado y esperar a que abran la entrada de la Reserva a las 7 am.

Entrada a la Reserva Natural Laguna del Diamante Fila de espera

Por suerte fuimos los primeros en ingresar, luego del control de rutina y de abonar la tarifa (que al día de hoy es de $45.-), continuamos una hora más de camino cruzando tropillas de guanacos y el querido Aº Yaucha.

GuanacosAº Yaucha

Luego de una hora más de viaje alcanzamos la hermosa laguna del diamante (que se encuentra a casi 3.250 mts. sobre el nivel del mar) custodiada por el Volcán Maipo, hicimos el último control de Guarda Faunas, cruzamos otro gran río mendocino, El Río Diamante (que en esta geografía es un humilde arroyo) y llegamos hasta donde nos permitía el camino y los demás turistas, que vale la aclaración había mucha gente.

Volcán Maipo Río Diamante Río Diamante

La laguna nos recibió en un día hermoso, soleado y cálido, pero no caluroso, sin una gota de viento y ni una nube en el cielo y una verdadera paz en el aire que solo era interrumpida por los motores de los aviones que cruzan la cordillera (es una transitada ruta aérea). Dejamos el auto donde pudimos, armamos los equipos y comenzamos a caminar hasta donde esta permitido.

Laguna del Diamante (margen oeste) caminando hacia el lugar de pesca pescador y tropilla de guanacos

Comenzamos a pescar y lo hicimos sin parar hasta las cinco de la tarde cuando ya estábamos bien cansados, en este ámbito hay una superpoblación de truchas fontinalis y sumado a esto una verdadera veda natural (ya que salvo los meses de verano, permanece inaccesible el resto del año porque el hielo avanza sobre el camino y la nieve es muy densa en esa zona), por lo que se obtienen ejemplares muy flacos, por ello mismo también Recursos Naturales permite el sacrificio de todos las truchas de esta especie sin cupo alguno.

Pescador y Trucha (Laguna del Diamante)

En esta ocasión la diferencia fue para las streamers en colores naranjas y rojos, los piques se daban bien en superficie y cerca del veril, que cuando corre viento hace muy difícil alcanzarlo.

Trucha Fontinalis

Luego de una larga jornada de pesca a más de 3.250 metros de altura, volvimos exhausto a nuestras casas, tomando mates y sin dejar de hablar de lo hermoso y agotador que es este lugar.

Potrerillos, poca agua y muchos dientudos

El pasado sábado fuimos a pescar al Dique de Potrerillos, después de una semana muy inestable, incluyendo la tan anunciada amenaza de la “gran tormenta Berta” (la que nunca se presento), no sabíamos lo que nos podíamos encontrar… Pero el día estuvo increíble.

Cordón del Plata desde Poterillos

Respecto a la pesca, pese a haber llegado al Dique tarde para la época alrededor de las 8:30 am., y haber estado lloviendo en la zona, lo que pudimos dar cuenta ya que encontramos charcos de agua en la ruta y el agua del lago estaba bastante sucia –como suele suceder luego de la lluvia–, tuvimos buen pique con una captura de una hermosa trucha marrón que peleo bastante y muchas capturas de dientudos.

Agua sucia

Trucha Marrón Potrerillos

Dientudo de Potrerillos

La mosca que usamos la mayor parte de ese día fue la infalible Dr. Lecter, pero también utilizamos algunas matukas en varios colores. Pero nos quedamos con ganas de utilizar alguna imitación de mojarra plateada que abundaban en la zona.
Los lanzamientos siempre fueron hechos contra la vegetación y recogíamos rápido sin permitirle a la mosca ganar profundidad, ó según si la bahía era profunda, dejábamos que la mosca se hundiera bien y luego recogíamos; y de esas dos formas era como se daban los piques.

lanzamiento contra la costa

El problema se presentó cuando levanto temperatura el agua, más cerca de media mañana, donde los dientudos se activaron y atacaban vorazmente nuestra mosca llegando al punto de desarmarlas.
Un punto a parte en relación a estos peces, lo mejor sería ir bien temprano o bien tarde casi a última hora del día para evitarlos ya que cuando el agua esta todavía fría los dientudos o no están tan activos o las truchas están rondando más cerca de la superficie, o la alternativa sería llevar un equipo adecuado a estos peces así la pelea es más pareja. Tal vez la próxima vez lleve un equipo #2 ó #3 y así divertirme con ellos.
Llama la atención lo que han crecido los dientudos, la última vez que los pescamos como se puede leer en este post viejo, pasaron de un promedio de unos pocos centímetros a casi diez, y según he estado leyendo podemos esperar llegar a encontrar algunos de alrededor de 30 cm.

Dientudo

No sé qué opinan Ustedes, pero parece que ya se han adaptado bastante bien a las aguas del Dique.