De paseo por el Aº Alumbre

El pasado fin de semana, tuvimos la idea de visitar, por primera vez, un arroyo del Norte de la Provincia de Mendoza del que habíamos oído hablar pero casi nadie sabía mucho al respecto. Se decía de él, que albergaba grandes truchas, que había que caminarlo mucho hasta la cuesta del Telégrafo, que no era necesario alejarse de la desembocadura de arroyo en el Río Mendoza y muchas más cosas.

Estábamos completamente desorientados y para colmo de males, la poca información que existe en internet, era más que confusa. Incluso recurrimos a los andinistas, que de pesca saben tanto como nosotros de escalada… Pero todo valía.

Pero aún así tomamos coraje y nos fuimos al Arroyo. Nos encontramos con un curso de agua difícil de descifrar ya que presentaba, poca cantidad de agua, pocos pozones y para nada profundos, muchas correderas, socavones debajo de las cortaderas y una riquísima fauna de macroinvertebrados (con la nota de color de que en pocos centímetros de agua co-existían hasta tres tipos de efemerópteros).

Intentamos con una variedad de moscas, con las ninfas lastradas o con plomo en el tippet, lo único que logramos fue enganchar en las piedras… Por lo que eliminamos todo tipo de lastre, logrando así evitar seguir perdiendo moscas.

Luego de haber asustado a una trucha que se encontraba refugiada en el socavón debajo de las cortaderas, comenzamos a aproximarnos a la orilla del arroyo con máxima cautela, y siempre tratando de colocar la mosca en el lugar deseado, lo que se tornó una tarea compleja ya que muchas veces la mosca quedaba colgando de las ramas o cortabamos el delicado tippet…

Cerca del mediodía bajamos los brazos, y volvimos a la Ciudad sabiendo que el Arroyo Alumbre nos venció pero no nos desanimó, ya que lo tendremos en cuenta para volver a pescarlo este verano.

Anuncios

Arroyo Picheuta

La idea con la que salimos de la Ciudad de Mendoza, era pescar algún arroyo de la zona de Polvaredas, pero por cuestiones de fuerza mayor, tuvimos que pescar el Arroyo Picheuta.

PTDC0005

PTDC0007

Muchos cauces, en esta época del año bajan turbios, y eso complica la pesca cuando estamos desconectados y no consultamos antes de salir. Moraleja: antes de subirse al auto saber como estarán las condiciones tanto del río o arroyo como también del clima (más adelante en este relato sabrán por qué).

Si bien el Arroyo Picheuta no se encontraba en sus condiciones optimas, tampoco estaba imposible pescarlo. Este cauce sufrió muchos los aluviones y acarreos de Febrero del 2013, incluso llegando a cambiar su curso habitual, pero por lo que hemos podido ver se ha recuperado bien y pudimos encontrar truchas jóvenes, saludables y combativas como una amplia variedad de macroinvertebrados (los que incluyen tricópteros, efímeras y díptera).

PTDC0012

Mención aparte a lo que nos explicaba Frank Sawyer en su libro “Keeper of the stream”, en el cual sostiene que las grandes crecidas del caudal de agua son muy perjudiciales para los insectos más que para los peces, los que pueden percibir anticipadamente estas crecidas y buscar refugio, mientras que los insectos son arrastrados y mueren…

Otros pescadores, que visitaron este cauce días y meses posteriores a los hechos mencionados, me comentaron la ausencia absoluta de los macrinvertebrados, lo que da la razón a Sawyer.

Después de la idas y venidas por la Ruta Panamericana, comenzamos a pescar tarde (10 am) por lo que decidimos dirigirnos aguas abajo, cerca de la desembocadura del arroyo en el Río Mendoza.

PTDC0009

PTDC0010

Pescamos con cañas #2 y #3 (Redington CT, Redington Tempt y TFO Professional), leaders largos y tippet entre 4x y 6x, moscas bien lastradas en anzuelos #14 y más chicos. Utilizamos principalmente imitaciones de mayflies (efímeras) entre las que fueron más efectivas, rápidamente podría mencionar, la pheasant tail bead head y la variante de pheasant tail que en otros arroyos de la cordillera nos ha rendido, lo que no significa que hayan sido las únicas moscas que nos dieron truchas.

PTDC0015 PTDC0021

Cerca de las 15:00 hs, vimos como se incrementaba el caudal de agua y el color de la misma pasaba a ser más oscuro, evidentes señales de que estaba lloviendo arroyo arriba, por lo que decidimos levantar todo y regresar a la ciudad, decisión inteligente porque diez minutos después, y una vez en ruta, la lluvia nos alcanzo.

Pablo Saracco en Mendoza

Pablo Saracco, conocido pescador, llevará a cabo el próximo Viernes 17 y  Sábado 18 de Octubre del corriente año, en la Ciudad de Mendoza, una clase teórica y practica sobre “Pesca Fina de truchas”.

10637975_10152264356421516_818981620_n

Para mayor información acerca de valor de la entrada y lugar donde se desarrolle, comunicarse con: Fernando Cabrera 261-5520143 y Mauricio Morales 261-5253232.

Para ponernos un poco en tono, podrán disfrutar de la pesca de Pablo en sus videos.

Plecópteros

Los Plecópteros del griego plecos = plegar y pteros = ala, llamados también por los pescadores de Norteamérica y muchos en Argentina como “moscas de las piedras” (Stoneflies), son un grupo de insectos cuyos antepasados pueden ser rastreados en tiempos prehistóricos.

Si bien tienen muchas características útiles a la hora de hacer una descripción bien detallada, a los fines de los pescadores –nuestros fines–, podemos enunciar las aquellas que considero más relevantes como por ejemplo que:

1.- Son un grupo de insectos con metamorfosis incompleta (hemimetábolos), pasan tan solo por tres estadios de desarrollo: huevo-ninfa-adulto. Antes de transformarse en adulto, las ninfas maduras se arrastran fuera del agua sobre rocas (principalmente), troncos o cualquier otro sustrato.

Aquí un punto a tener muy en cuenta cuando pescamos con imitaciones de ninfas de stoneflies, jamás las hagan emerger como comúnmente lo hacemos con imitaciones de pupas de tricópteros o ninfas de efemerópteros, ya que al igual que las ninfas de odonatos, cuando eclosionan se arrastran afuera del agua y rasgan la exuvia.

exuvias de plecópteros Aº Grande de la Quebrada

2.- Su hábitat es de aguas muy limpias y oxigenadas (cursos de agua permanentes), es decir ríos turbulentos de montaña con lechos de cantos rodados, de grava y grandes rocas (de allí su nombre de moscas de las piedras), también se las encuentra en corrientes que discurren por terrenos calizos.

Típico ambiente donde abundan los plecópteros, con aguas bien oxigenadas y turbulentas, el Aº Grande de la Quebrada.

Típico ambiente donde abundan los plecópteros, con aguas bien oxigenadas y turbulentas, el Aº Grande de la Quebrada.

Respecto a este punto en el libro de Francisco Pablo D´Aloia, “Pesca con ninfas y wets en ríos de la Patagonia Norte”, el autor tiene una frase que me llama la atención, la que dice así: “…por lo general, donde hay truchas hay muy pocos plecópteros y donde hay muchos plecópteros normalmente no hay truchas o sólo temporalmente…”.

Si bien el autor explica que no es una premisa que se la pueda tomar por absoluta, en cierta forma entiendo lo que ha expresado y lo comprendo ya que en nuestros arroyos donde abundan estas ninfas, a veces no encontramos truchas o una sola en varios metros a lo largo del cauce, pero tal vez esa sola trucha sea de un importante porte porque es la única residente de un pozon donde abunda la comida.

3.- En su estado de ninfa acuática, habita los fondos y entre las piedras alimentándose de plantas, algas, otros invertebrados etc., esta etapa puede llegar hasta los tres años según especies. Dato muy importante a tener en cuenta ya que a la hora de pescar con una imitación de ninfa de plecóptera deberemos ser capaces de colocar esa mosca bien al fondo, tarea que a veces es muy complicada ya que las aguas turbulentas y el tamaño reducido de los pozones impiden llegar al fondo.

plecóptera Aº Grande de la Quebrada

Respecto a su tamaño pueden ir desde 1 cm. hasta los 7 cm, con coloraciones pardas, verdes y amarillas mate que ayudan a que se confundan con el fondo del medio ambiente.

Algo que me gustaría destacar de estas ninfas, es que poseen un par de uñas bien desarrolladas en cada una de las patas, las que utilizan para aferrarse al sustrato. Algunos pescadores entienden que las ninfas del orden son muy poco susceptibles a la “deriva catastrófica” (deriva muerta) debido a que, además de ser habitantes comunes de la zona hiporreica, poseen estas fuertes uñas para evitar que se los lleve la corriente.

pata plecoptera

4.- Es posible encontrar en una misma parte del arroyo ninfas de plecópteras de diferentes tamaños en distintas etapas de desarrollo, por lo que no habrá eclosiones masivas como sucede con las efemerópteras y los tricópteros. Sino que que las ninfas irán eclosionando a medida de que lleguen al estado de maduración, lo que se da en pequeños grupos.

Por lo que podremos pescar a lo largo del día con una imitación de ninfa de estos insectos bien lastrada que se asemeje, en tamaño y coloración, lo mejor posible a las que habitan ese curso de agua.

5.- Los adultos viven desde unos pocos días hasta algunas semanas, y suelen ubicarse en la vegetación ribereña. En este estado se caracterizan, por plegar sus alas (generalmente grisáceas y moteadas) sobre el abdomen en una forma similar a las cucarachas, y también por tener un abdomen -de colores que pueden ir desde el naranja o amarillo hasta el marrón o negro- dividido en 11 segmentos, dos ojos compuestos, antenas y cercos largos y filiformes. Los dos pares de alas no son de igual extensión, las posteriores son mucho más anchas que las anteriores.

Fuente: http://www.conmosca.com/pescamosca_espana/Escuela/plecopteros.htm

El vuelo de los adultos es errático y torpe como el de los tricópteros, se pude pescar haciendo patinar la imitación por la superficie del agua. Y aquí volvemos a recordar que no hay eclosiones masivas de plecópteros, por lo que podremos pescar todo el día con una imitación de adultos de estos insectos.

6.- Las hembras pueden ovipositar sus huevos de varias maneras; lo pueden hacer en un vuelo veloz sobre el agua dejando caer masas de huevos o dejando caer huevos individuales, aunque algunas especies los adhieren a algún sustrato sumergido. Otro dato a tener en cuenta a la hora de pescar.

7.- En mi opinión las mejores moscas para imitarlos son:

Ninfa: Kauffmans Stone, Montana

Adulto: Stimulator

Fuentes: Nota 1; Nota 2; Nota 3; Nota 4; Nota 5; Nota 6;

Libro de Francisco Pablo D´Aloia, “Pesca con ninfas y wets en ríos de la Patagonia Norte”

Excelente libro

A través del foro de Pesca y Devolución tomé conocimiento de la existencia de un libro argentino llamado “Pesca con ninfas y wets en ríos de la Patagonia Norte” de Francisco Pablo D`Aloia, cordobés de nacimiento, pescador de toda la vida y guía de pesca con mosca en el Parque Nacional Nahuel Huapi.

El libro trata de un tipo de pesca bien específico, con equipos livianos, línea de flote, leaders largo, tippet finos y solamente dos variedades de mosca como lo dice el título del libro ninfas y wets. El primer capítulo, dedicado a la entomología aplicada a la pesca con mosca, es una verdadera guía con información muy útil a la hora de pararce a orillas del río y versa sobre todos los insectos acuáticos que en su estadío de ninfa, narva o pupa (tanto de los efemerópteros, tricópteros, plecópteros, odonata y diptera), pueden ser imitados con una mosca y pescar con la técnica de ninfa y wet.

El libro es el resultado de años colectando muestras de los lechos de ríos y haciendo observaciones, algunas subacuáticas, de manera de poder escribir sobre cosas vistas y experimentadas por él mismo, en diferentes ámbitos de la Patagonia Norte y en distintas épocas (inicios, fines y plena temporada de pesca).

Pesca con ninfas y wets en rios de la patagonia norte

En los capítulos subsiguientes se tratan tanto la técnica para pescar con ninfas en profundidad, en ascenso y en la superficie (apenas por debajo de la superficie, algunos les dicen ninfas flotantes o emergentes); como para las wets, poniendo énfasis en el el famoso “Ascenso Leisenring” –The Art of Tying the Wet Fly & Fishing the Flymph por James E. Leisenring y Vernon S. Hidy- que consiste en levantar la wet en un “swing curvo”, resultando irresistible para una trucha que se esté alimentando.

Asimismo también en forma sucinta hay tiempo para tratar sobre la historia de las wets, con unas simples recetas o patterns para Ninfas y Wets, sobre todo con esos “tips” para agregarle ese toque especial, que las hace más pescadoras.

Todo el libro está ilustrado con dibujos de la propia autoría de Francisco Pablo D`Aloia, la mayoría son gráficos explicativos y algunos dibujos son simplemente artísticos, para darle un toque más ameno y no tan de “manual”.

Para escribir ese libro, el autor estuvo investigando durante 6 años, haciendo sus propias experiencias en los ríos y aplicándolas con sus clientes, dado que vivía en Villa la Angostura y era guía de pesca (recibía a pescadores de USA e Inglaterra).

Es verdad un libro increíble, a penas comence a leerlo no pude dejarlo un momento. La información que hay volcada en sus páginas esta escrita en un lenguaje muy claro y preciso, y los conceptos quedan bien firmes con una sola leída. Cosas tan importantes como la natación de una ninfa de tricóptera, y obviadas por el común de los mosqueros puede ser la respuesta a salidas de pesca de resultados nulos. Un libro que recomiendo tener para leer y releer, con el valor agregado que ha sido el esfuerzo de un mosquero argentino con vivencias en ríos frecuentados por nosotros.

El “nuevo” Picheuta

¡Hola amigos! Hoy les quería contar de la última salida que realizamos al Arroyo Picheuta el pasado fin de semana. La idea original era ir al Arroyo San Alberto con nuestros amigos Federico Pagliafora de Fontinalis fly fishing, y los hermanos Mariano y Guido “hormiga” Polimeni, pero por una falla en los contactos para concedernos el permiso de ingreso a la estancia militar, optamos por ir al Arroyo Picheuta, que dista unos 30 km de la villa cabecera de Uspallata.

11683_455644171172678_286468421_n

Como comentario aparte y rememorando 2 semanas atrás los gravísimos aludes que sufrió nuestra cordillera (sobre todo en la zona de Uspallata y alrededores) el camino se halla totalmente despejado y en perfectas condiciones para transitarlo. Pero este mismo fenómeno que sufrimos los mendocinos también nos dio una desagradable sorpresa al llegar a nuestro querido arroyo.

Al arribar cerca de las 7 am, cosa de poder caminar aguas arriba y después comenzar a pescarlo, nos encontramos un panorama desolador, en la misma quebrada que corre el arroyo habían claros signos del paso de un alud de gran magnitud, el cual fue de tal embergadura que a los pocos metros de caminarlo por la senda que permite el acceso aguas arriba (margen norte) había desaparecido por completo, lo cual nos llevo a escalar partes de piedra o hacer grandes rodeos para poder seguir ascendiendo.

SAM_0588

La fisonomía del arroyo era totalmente distinta a la habitual,  como si todo hubiese sido tapado por miles de toneladas de piedra y barro, y la fuerza del agua hubiese abierto un nuevo arroyo.

540856_455643701172725_686868195_n

602163_455643641172731_705842701_n

De más esta decir que la pesca fue nula, ya que a pesar que el agua venia totalmente clara, no se observo ningún tipo actividad en el agua, y al levantar las piedras para ver la entomología del lugar nos llevábamos la sorpresa de no encontrar absolutamente nada (era como si las piedras fuesen nuevas en el arroyo).

Con este panorama desolador decidimos emprender el regreso para comer unos ricos chorizos en el dique Potrerillos, regados de buen vino y muy buena camaradería.

SAM_0593

SAM_0598

Lo que nos queda como incógnita es saber el estado en que quedaron las truchas,  pensar en el tiempo que tendrá que pasar para que se recupere el ecosistema de este preciado pesquero para todos los mendocinos, y si este tipo de fenómenos naturales ayudara a mejorar el tamaño y calidad de las truchas presentes en el lugar. Solo el tiempo lo dirá.

Un abrazo y nos vemos en el río.

Nuevos libros

La Biblioteca sigue creciendo y ahora me han llegado dos libros, uno proviene de Inglaterra de un Autor inglés y mundialmente conocido, Frank Sawyer, en este caso “Keeper of the Stream”, según tengo entendido una obra increíble. Y el otro me lo envío desde la Provincia de Córdoba, por el amigo Alejandro Gatti del foro de Pesca y Devolución, es un libro escrito por el pescador mendocino Benito Pérez y que hacía mucho tiempo estaba buscando pero que no podría encontrar, el nombre del libro es “La mosca” y hay muy buena información entomólogica que me vendra muy útil.

Ahora tengo para leer hasta el fin de semana.

libros

Arroyo Picheuta, aguas arriba

¡Hola amigos! Esta vez escribo para contarles de la última salida que realizamos al Arroyo Picheuta junto a nuestro amigo Guido Polimeni, en este comienzo de temporada 2012 – 2013.

Salimos temprano de la ciudad rumbo a Uspallata y entre mates y charlas arribamos cerca de las 9 al arroyo. Al llegar nos encontramos con la grata sorpresa de que habían quitado el alambrado que impedía vadear el acceso aguas arriba del puente histórico, tal como lo había informado la AMPM en su página oficial.

Luego de poner a punto los equipos (en esta salida utilizamos equipos #3 con líneas de flote, líder largo terminado en tippet 4x e indicadores de pique) comenzamos a vadear el arroyo, previamente realizamos un pequeño relevamiento entomológico el cual arrojo una gran cantidad de Stonefly (plecópteros) de color marrón oscuro casi negro.

La forma de pescar que utilizamos fue en deriva muerta tirando aguas arriba (upstream), y sin perder tensión de línea y vigilando atentamente el indicador no tardaron en aparecer los piques. Encontramos gran cantidad de truchas que se veían claramente tomado ninfas a media agua y que no dudaban en tomar la mosca massarta cuando se lograba una deriva adecuada.

Obtuvimos durante la mañana una buena cantidad de truchas que no superaban los 20 cm y una infinidad de piques malogrados (la actividad era tal que muchas veces veíamos como atacaban los indicadores mientras derivaban).

Cerca de las 14 hs. emprendimos el regreso ya que el hambre apremiaba y también por la gran cantidad de pescadores que había en el arroyo, muchos de los cuales lamentablemente pescaban con carnada. Esto nos indica la gran presión de pesca que tienen nuestros cauces y el poco control que en ellos se efectúa.

Para redondear: fue una muy linda salida, con gran cantidad de truchas,  pudiendo disfrutar el arroyo en toda su extensión  y sobre todo disfrutando de nuestra cordillera con buenos amigos. Definitivamente este arroyo siempre nos invita a regresar…

Una pancora azul…

Me he encontrado (en mendocino “topado”) con este vídeo de Youtube donde se puede apreciar una pancora de color azul, sí, de un azul muy fuerte. En lo particular una vez tuve la suerte de ver una de color violeta, pero estaba más disimulado que en este caso.

Lo comparto con ustedes, además les dejo una foto de una pancora típica del Río Mendoza.

pancora río mendoza

Uno más para la Biblioteca

Esta semana nos llegó un nuevo libro -en verdad no tiene nada de nuevo ya que es de 1966-, enviado por un amigo del Reino Unido. Se trata del libro “An Anglers Entomology”, escrito por J.R. Harris (pescador y naturalista), y abarca, a través de sus 270 páginas, en forma muy completa y con varias imágenes todos los aspectos de los principales insectos de un curso de agua. Como  también nos deja un par de recetas de moscas.