Volvimos al Aº Picheuta.

Pese haber pescado hacia poco tiempo este hermoso arroyo de alta montaña, decidimos volver en Febrero atento a que esta época es en mi opinión la mejor para pescar los arroyos de alta montaña.

Arroyo Picheuta

La idea que teníamos cuando salimos de la Ciudad de Mendoza era la de llegar antes de que despuntara el sol y comenzar a caminar aguas arriba hasta una referencia geográfica que nos habían indicado. Por suerte estábamos tranquilos ya que en anteriores visitas, pudimos ver que la recuperación del Arroyo Picheuta había sido destacable, a un poco más de dos años de los aluviones y acarreos que tanto nos preocuparon.

Una vez en el puente, comenzamos a caminar casi en penumbras, y lo hicimos por más de una hora y media, aproximadamente, a veces por una orilla hasta que las piedras, rocas o la pared misma de la montaña nos lo impedía, por lo que debíamos cruzar el agua y seguir por la otra orilla. Muchas veces el arroyo estaba tan encajonado que la única forma de continuar era por el medio del agua, estos fueron los momentos más complicados y peligrosos, donde la compañía de otro pescador fue esencial.

dj 720

Una vez que llegamos comenzamos a pescar aguas arribas, usando leaders largos de  2,70 mts, con indicadores de pique, y munición partida. En mi caso utilice una caña Redington Classic Trout #3 de 8´6″ pies y un Reel STH MR POP 1.5 de cassette con una línea Hardy DT Marskman #3, y también una caña TFO Professional Series II # 3 de 8´6″ pies.

dj 727 Redington CT #3

Las moscas que utilizamos, luego de un rápido relevamiento entomológico, fueron en su gran mayoría ninfas del orden de los efemerópteros como las clásicas Pheasant Tail o la Hare´s Ear, y también nuestra querida Masssarta, y en menor medida algunas imitaciones de plecópteros en colores crema.

Efemeróptero - Aº Picheuta plecóptero - Aº Picheuta

Los piques se fueron dando desde las 8 de la mañana hasta pasado en mediodía cuando abruptamente se cortó todo tipo de actividad. Las truchas se encontraban en muy buen estado, bien peleadoras y en su gran mayoría eran arco iris, pero también se presentaron algunas jóvenes marrones.

dj 736 IMG-20150214-WA0011

Las técnicas empleadas fueron con ninfas aguas arriba y en deriva muerta bien pegadas al fondo del arroyo (para ello fue necesario utilizar munición partida), con indicadores de pique ya que muchos piques eran casi imperceptibles. Pero también nos dimos el lujo de pescar con emergentes aplicando todo lo leído en el libro “Pesca con ninfas y wets en ríos de la Patagonia Norte”, y cada vez que una trucha tomaba estas moscas se producía un lindo combate.

dj 732Espero que les haya gustado, y nos vemos en el río.

Anuncios

4 pensamientos en “Volvimos al Aº Picheuta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s